Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Por Pablo Jerez Sabater *
Jueves, 26 de diciembre de 2013

Contreras, el triunfo de la arquitectura hacendística de La Gomera

Guardar en Mis Noticias.

Las llamadas 'Casas de Contreras' es un pequeño caserío situado en una de las lomas del barranco de Chinguarime y forma, por decirlo de alguna manera, pareja con Seima, el otro gran foco deshabitado de la comarca. Destaca poderosamente por una enorme vivienda

[Img #28001]
de tipo hacendístico de dos pisos de altura y que, tipológicamente, corresponde a aquellas que podemos observar en algunos núcleos de La Palma, con una escalera que inicia el acceso a la planta principal, donde se hacía la vida diaria dividida en dos estancias, mientras que la inferior corresponde a lo que podrían ser almacenes y cocina.

Hoy, prácticamente en ruinas, poco o nada sabemos de la historia de la misma. Pero vayamos un poco más allá. El apellido Contreras en La Gomera lo encontramos ya desde el siglo XVI instalado en la isla, pues Melchor de Contreras fue un escribano público estante en esta tierra y fue testamentario de doña Inés Peraza allá por 1535. Es quizá el primer dato que nos ofrece esta familia en La Gomera. ¿La misma? No lo creemos, ciertamente, pero [Img #28002]de aquí proviene su origen con seguridad.

Hoy, en ruinas, es testigo mudo de otros tiempos de prosperidad cerealística, pues tuvo que ser este el principal cultivo de la zona, donde aún perviven varias eras en las proximidades de este núcleo. Pero aún hay más. Sigue siendo un muestrario de piezas del siglo XVIII, momento al que se remonta esta vivienda. Si con sumo cuidado accedemos al interior -los suelos de manera ceden e, incluso, tienen varios huecos carcomidos- nos toparemos con uno de los elementos más singulares que encontramos en la isla: un esgrafiado apenas perceptible con una cruz dedicada a San Juan Bautista en el que se concreta la fecha de construcción de la vivienda, aunque debido a las malas condiciones es ilegible la fecha concreta salvo el mil e setecyentos grabado en la pared.

[Img #28004]

Para llegar a la misma solo podemos hacerlo mediante senderos, pero queda claro que en su momento -hablamos de finales del siglo XVIII y siglo XIX- tuvo que ser un verdadero referente en cuanto a la exportación cerealística, quizá propiedad de un hacendado emigrado a América, quién sabe, pero su magna obra -la casa- ha quedado como testigo del esplendor de estas tierras.



* Pablo Jerez Sabater. Grupo de investigación Lhisarte.  Universidad de La Laguna
[email protected]

GomeraVerde.es • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress