VER EN VERSION CLASICA
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Efe
Miércoles, 19 de abril de 2017

Pediatra considera que casos de encefalitis no deben generar alarma

Guardar en Mis Noticias.

El pediatra del Hospital de la Candelaria Luis Ortigosa ha explicado hoy que los casos de encefalitis detectados en tres niños de Los Realejos no debe ser causa de alarma

y ha recordado las medidas preventivas que se deben tomar para evitar contagios y reconocer posibles síntomas.

La Consejería de Sanidad informó ayer de que la semana pasada ingresaron en hospitales tres niños de edades cercanas a los 2 años de edad, residentes en el municipio tinerfeño de Los Realejos, con un cuadro de encefalitis de origen vírico.

Uno de los menores ya recibió el alta y los otros dos continúan ingresados en un centro hospitalario de Tenerife, aunque fuentes de Salud Pública han informado a Efe que los niños evolucionan favorablemente y que no se ha producido ningún nuevo caso de esta patología.

Luis Ortigosa, experto en vacunas, ha señalado en rueda de prensa que no hay que generar alarma y ha apuntado que se deben vigilar posibles síntomas como fiebre, dolor de cabeza o transtornos de conciencia.

Ortigosa ha explicado que este tipo de enterovirus circulan todo el año, en época frías y cálidas, y que son virus que pueden tener muchos síntomas.

La meninoencefalitis es, según el especialista, una complicación de tipo neurológica "grave", que se produce cuando el virus traspasa la barrera que comunica el sistema nervioso central y afecta al encéfalo o las meninges.

Ha señalado que otros síntomas son la parálisis facial, diarrea o vómitos y que al igual que los otros más comunes, no tiene por qué ser síntomas que indiquen infecciones por enterovirus.

No existen herramientas preventivas ni vacunas eficaces para los enterovirus y, por ello, los tratamientos no son curativos sino sintomáticos, como bajar la fiebre o la inflamación, ha explicado Ortigosa.

Ha indicado que "afortunadamente" la mayor parte de los casos se resuelven bien sin tratamiento curativo, y que suelen evolucionar de forma favorable, aunque puede tener alguna complicación.

Sobre las vías de transmisión de esta enfermedad, Luis Ortigosa ha indicado que son orofecales, por contacto, la faringe, las heces o, incluso, tos y que en las escuelas con un caso de este tipo deben aumentar la prevención.

La higiene de manos, utensilios y el ambiente en las escuelas son algunas de las medidas que ha indicado, aunque ha afirmado que se puede contagiar "en cualquier lugar" pese a que estos contagios no son comunes.

GomeraVerde.es • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress