Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Rafael Zamora Méndez
Lunes, 10 de julio de 2017

Entre rejas, liberados.

Guardar en Mis Noticias.

¡No esperemos estar en peligro para luego, reflexionar! Quién diga que no tiene de qué arrepentirse, o es Dios, o miente.

[Img #56453]Mis muy buenos amigos de este tan difundido Digital que todos llevamos encajado en lo más profundo del alma, con el extendido nombre de GOMERA VERDE.

Para serles totalmente sincero y, como tantas veces afirma y asegura mi dilecto buen colega y mejor Director, [email protected], siempre, siempre, con la pura verdad por delante,les confieso que, hace ya bastante tiempo que ansiaba asomarme por estas tan leídas páginas y, no, por propia voluntad, sino, por fraternal buena recomendación de mi entrañable camarada, ROSENDO FRAGOSO LUGO, popular personaje que, ejemplarmente, por su amada isla, se desvive y descorazona.

Una de las cosas que más provocan al desánimo personal es ese llamado “ estilo individualista” que, a diario, queriendo o sin querer, cada vez, se promueve más y más se ve.

Ya miramos como algo simple y natural, el contemplar múltiples, copiosas vallas, altos muros defensivos- hasta repletos de cortantes y afilados cristales-, infranqueables recias rejas y miles de modernos artilugios ajustados, acordonando las casas, los escogidos chalets, fábricas y colegios.

Como ya, de sobra bien sabemos, generalmente, se usan estos defensivos medios , al experto rastreo y captura, dispuestos a prevenir audaces robos o desagradables asaltos.

Todo esto ocurre, sucede, por falta de total seguridad y, el ser humano, como sea, busca los medios razonables y eficaces, para que le respeten los pocos o muchos patrimoniales bienes que posea.

No está nada mal el que, así, se haga, pero...se ha llegado a tal punto de la fatalidad que se puede hacer caer en la bien conocida tentación del “síndrome de la cárcel”; la muy desagradable impresión de encontrarnos “ENCHIQUERADOS” con tantos sistemas automáticos de amarras, muchas veces, la mayoría de ellos, completamente inútiles,ante la aventurada astucia y calibrada habilidad de los dañinos cacos.

Cierto, bien cierto, de que hemos de cuidar al máximo nuestro existente bagaje y, aún así, nos pueden asaltar en cualquier instante, cuando más distraídos estemos o, cuando menos lo esperábamos.

Esto, no debe de ser un impedimento para abrirnos a los demás, con espíritu de amistad, haciendo lo posible por ir esparciendo una mayor esperanza y abierta confianza, en todos los ámbitos sociales posibles.

¡Nunca podremos realizarnos , si no tenemos una enorme dosis de apertura, franca y abierta, de par en par, hacia los demás!

Abrirnos a los demás, no es tarea demasiado sencilla, por lo que, para ello, se necesita una enorme dosis de sensata madurez, de natural comienzo, de aplomada serenidad y plena confianza.

Podemos agotar los recursos pero, procuremos no amortiguar jamás la confianza.

En vez de admirar los obstáculos, hemos de prepararnos para el asalto.

¡Es preferible el que cumplamos con nuestra profesión de hombres a que seamos “hombres de profesión”, simples máquinas, sin carnal corazón, ni bondadoso razonamiento!
Lo que más nos interesa es que no nos creamos importantes, sino que seamos útiles y honrados.

Se puede tolerar, perdonar el mal que a veces hacemos pero, nunca suplirá a todo el bien que podríamos llevar a cabo.

El necio, no sabe enfadarse.

El sabio, nunca se enfada y...nosotros, ¿qué?

Para poder existir como la razón manda, hemos de renunciar cada día a algo lícito; viviendo en privado como vivimos en público.

El egoísmo produce un desventurado vació.

Al sincera y verdadera amistad, llena, aunque hemos de procurar en no consentir de que un círculo de amigos, se convierta en un auténtico calabozo.

Más vale aportar lo cotidiano, lo de cada día que, el plácido heroísmo de un minuto.

Tengamos mucho cuidado y extremada precaución ya que,no es lo mismo “COMPLICIDAD” que, “AMISTAD”.

CADA PERSONA ES UN MUNDO.

Frecuentemente, solemos decir: “NO HAY ENFERMEDAD, SINO ENFERMOS” -!”QUE, CADA CUAL, AGUANTE SU VELA” y, un montón de populares máximas más que indican lo complicada que es la vida de cada individuo y, que, no existe alguna receta mágica que quite y arranque de raíz, todos los males; pero, ciertamente, como somos de la misma raza, está claro que tenemos problemas comunes, aunque parezcan con distintos matices y....como el que mucho abarca, poco aprieta, vamos intentar hacerle frente a estos atolladeros, aún conociendo que aparecerán muchos más.

Tuve un sabio maestro, muy recordado él, que solía decirnos:
-.- “UN PROBLEMA BIEN PLANTEADO, TIENE SOLUCIÓN Y, SI NO LA TIENE, ENTONCES...¡NOS SON PROBLEMAS, SINO UN ABSURDO O UN IMPOSIBLE”

¡Por lo tanto, no hay que darle más vueltas, ni a dedicarnos a perder más tiempo!

Hemos de ser coherentes ya que, es muy sencillo el aconsejar a los demás, mientras uno, no mueve ni un solo dedo para empujar, sin olvidar a los muchos que se aplican aquello de:”ESCUCHEN Y HAGAN LO QUE ELLOS DICEN, PERO, NO HAGAN LO QUE ELLOS HACEN AY QUE, NO REALIZAN LO QUE DICEN”!

¡Un buen ejemplo, vale más que mil palabras porque, las palabras, mueven, pero, el ejemplo, arrasa!

No le demos más vueltas al asunto que, en este mi textual
comentario, nos hemos vuelto a subir por los escabrosos cerros del alto monte GARAJONAY, experimentando tratar sobre un bastante delicado tema, algo más que temerario y falsamente filosófico.

¡Buena forma y picaresca manera de volvernos a encontrar, con el pesado cargo de estos acostumbrados despliegues míos y, de los cuales, debido a que ya tenemos en casa a los queridos nietos de Francia, me será algo más difícil, en los venideros meses, el poder contactar con ustedes., como DIOS MANDA Y TANTO, SE MERECEN!

GomeraVerde.es • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress