Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Efe
Sábado, 12 de agosto de 2017

Endocrinos de La Candelaria aconsejan dieta mediterránea para no subir peso

Guardar en Mis Noticias.

El servicio de Endocrinología del Hospital Universitario de Nuestra Señora de La Candelaria ha aconsejado hoy mantener las pautas de la dieta mediterránea

para evitar descompensaciones nutricionales y otros problemas como el incremento de peso durante los meses de verano.

En un comunicado del citado centro hospitalario, adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, se indica que tomar una dieta variada normocalórica y realizar una adecuada actividad física junto con una correcta hidratación, permitirá evitar descompensaciones nutricionales.

El periodo estival es una de las épocas del año en la que los hábitos alimenticios de la población sufren alteraciones importantes no solo por el tipo de alimentos que se incorporan a las comidas sino también por la cantidad de la ingesta y el incremento del número de tomas, como sucede con el "picoteo".

Si en verano no se modera el consumo de productos hipercalóricos como helados, bebidas alcohólicas, platos precocinados o elaborados con gran contenido en grasa como la comida rápida, ni tampoco se combina con actividad física, con facilidad se ganará peso si se acumula un exceso de kilocalorías diario.

La Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO), ha apuntado el HUNSC, respalda la dieta mediterránea hipocalórica como el mejor modelo equilibrado y saludable para la obesidad, pues presenta una baja ingesta de ácidos grasos saturados y azúcares añadidos y un alto consumo de fibra vegetal y ácidos grasos monoinsaturados, no solo para el verano sino a lo largo de todo el año.

Los especialistas en nutrición y dietética del Hospital Universitario Nuestra Señora de La Candelaria sugieren comer de todo con moderación, pero deben limitarse las cremas, nata, mantequillas, productos de bollería y bebidas azucaradas.

También debe evitarse el consumo de productos ultraprocesados y primar el consumo de materias primas.

Además, en días de calor la ingesta de verduras y frutas de temporada aportan gran cantidad de agua, esencial para rehidratarse, además de que su contenido en kilocalorías es bastante bajo.

Durante los meses de verano, ha informado el centro hospitalario, es necesario prestar una mayor atención a niños y personas mayores en cuanto a la ingesta de agua.

GomeraVerde.es • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress