Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Rafael Zamora Méndez
Domingo, 3 de diciembre de 2017

En los proscenios herreños

Guardar en Mis Noticias.

El penetrante potingue innovador del vídeo y la televisión, espinosos nidos electrónicos de intoxicada distracción, querámoslo o no, le ha restado muchísimo al espléndido y tan vinculado ambiente familiar que un día pudimos llegar a disfrutar, en aquellos ruborizados tiempos, ya, bastantes desviados.

[Img #59150]Con ello, como inevitable consecuencia, ha surgido un desapego general en el acalorado seno de la correcta vida familiar; el singular alejamiento de las indispensables charlas hogareñas; el devoto rezo del santo rosario; los concurridos paseos por calles, muelles o plazas, y... lo que es peor todavía, casi, casi, la definitiva expiración artística del noble arte de Thalia; algo que muy poco puede sorprendernos si consideramos el que, ante nuestros ojos , todo lo podemos ver, cómodamente sentados en casa, a un precio irrisorio, a pleno color, alta fidelidad, notable calidad de imagen y... hasta en tres sugestivas sobresalientes dimensiones.


El presente comentario, para algunos, un tanto ideológico, brota espontáneo, debido a unos sencillos protagonistas, notables paisanos nuestros, merecedores de este liberal recuerdo, totalmente recargado de susceptibles nostalgias.


El preclaro arte escénico, entre vistosos decorados y ocultadoras bambalinas, aporta algo así como el valuado talismán de un esclarecido patrimonio, heredado por la Isla, desde hace ya una espaciosa porrada de años.


En nuestro aislado resguardo, al que de vez en cuando, eran capaces de acercarse algunos que otros osados veleros, y, más tarde, los célebres “Correillos” marítimos, un par de veces a la semana; sin ni siquiera poder contar con determinados inventos existentes, resultaba muy normal el que la principal distracción y único entretenimiento, fuera precisamente el de preparar y representar grandes obras teatrales, procedentes de los más variados y acreditados autores.

[Img #59151]
¿Quién no recuerda la sutil gracia, elegante soltura y encantador donaire de aquellas distinguidas señoras, todas ellas, dignas de ser destacadas con el más especial título de <DOÑAS> , como lo fueran y, todavía, algunas, continúan siéndolo, ARMENIA CASTAÑEDA, CECILIA y MARIA ANTONIA MACHÍN BENCOMO, JULIA HERNÁNDEZ, CONCHA MARTÍNEZ, ELVIRA REBOSO, ANGELITA PADRÓN GALVÁN,
JUANA MARÍA AYALA, ESTHER DÍAZ, AVELINA PADRÓN, MERCEDES PANO, MATILDE GUADALUPE, INMACULADA PADRÓN o, MARTA PADILLA... desenvolviéndose sobre los escenarios como legítimas profesionales en los perdurables libretos de <La Malquerida>, <Doña Clarines>, <Los intereses creados>, <Tierra baja>, <Manos de plata, <El sombrero de tres picos >, <La muralla >, < Su mano derecha>, <Cadáveres ambulantes>, así como otras tantas inmortales piezas que, por el inverosímil desarrollo de su extraordinario perfeccionamiento, dejaban boquiabiertos a los adecuados y cultos instruidos en la tan notoria e instructiva materia?


¿Quién puede desconocer el típico surrealismo, describiendo caracteres, del dilecto padrino ,VALENTÍN PADRÓN ESPINOSA, para muchos, el más ilustrado trovador oriundo; MATEO AYALA, JUAN ANTONIO PADRÓN HERNÁNDEZ; la atrayente simpatía contagiosa de PABLO JOSÉ ÁVILA, INOCENCIO PADRÓN HERNÁNDEZ, CLAUDIO BURGOS, HILDEBRANDO REBOSO, PABLO HERNÁNDEZ, JUAN RAMÓN PADRÓN, FRANCISCO PERERA, el de las altas notas de buen tenor y extraordinarias dotes futbolísticas; los hermanos, RAMIRO y NEMESIO SÁNCHEZ, junto a muchos más que ahora, en estos precisos momentos, escapan de la memoria... paseando sus inspirados talentos autóctonos en primorosas veladas artísticas?


Con todas estas excitables remembranzas, como un perdido lucero por los inquietos cielos del alma, hoy, ha rondado la pasional ráfaga de unos prodigiosos seres llenos de oculta humildad que le proporcionaran a una palpitante juventud, las más investigadoras horas de increíble solaz y didáctico esparcimiento.


¡BENDITOS SEAN!

 

GomeraVerde.es • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress