Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Rafael Zamora Méndez
Domingo, 17 de diciembre de 2017

Un digno herreño ejemplar: Paulino Cejas Fuentes

Guardar en Mis Noticias.

La SALUD, es uno de nuestros más preciosos tesoros y, los hábiles Maestros de la portentosa Medicina, son sus más apasionados custodios.

[Img #59453]El acreditado  COLEGIO  OFICIAL  DE  ENFERMERÍA de Santa  Cruz de Tenerife, con el total acuerdo y colectivo beneplácito de la Comisión Ejecutiva del Consejo General, hace  unos años, se complacía en otorgarle a mi muy  decidido, acreditado e insigne paisano, PAULINO CEJAS FUENTES QUINTERO, (Ex Presidente del Colegio Oficial de Practicantes de la Provincia), el meritorio COLLAR de ENFERMERÍA, en su muy distinguida categoría de PLATA.


Todo ello, debido a su valiosa aportación, al equitativo mantenimiento de su entregada experta carrera, a partir de una íntegra responsabilidad, emanada desde el complejo cargo que  durante más de quince largos y prolíficos años ostentara como  Cabeza del Colegio Oficial  de Practicantes  y A.T.S.,  habiendo desarrollado durante los mimos, una excepcional labor humana de  penetrantes registrados méritos particulares, habitualmente, con la deliberada prudencia de poder atender como es debido a los demás, sin dejar de dar en absoluto ni una sola  asistencia en balde.


Con una voluntad estable, en manos de una conciencia delicada, impulsado por un inmutable carácter, sometiéndose a sí mismo,  cumplió como Dios manda, para intentar en servir a cuantos, solícitos, pretendieron  requerir sus diestros auxilios competitivos.


Con la mencionada recompensa, así, de relieve, supieron exponer el inusitado recorrido efectuado, la plena consumada entrega para, matizar al máximo su comprobada defensa en pro de las Instituciones y Foros en los que él participara, con exitosa brillantez y elogiada decisión.


Uno, habiendo asimilado en la prensa de aquellos años, allá por el 2.003, esta tan sugestiva reseña, (hoy, para la mayoría de nuestros amables lectores, residentes en La Gomera, completamente como nueva e inédita), equivalente a un servidor, tendrán que sentirse saturados de natural orgullo; de colmada satisfacción, al comprobar cómo un conocido compatriota nuestro, ha sido, pública y oficialmente galardonado, reconociéndosele en vida, sus múltiples  e indiscutibles valores característicos.


Es algo que nos turba grandemente, que nos conforta y anima sobremanera porque, otro más de los nuestros, pone de relieve el fecundo tesoro individual que de una pequeña isla logra  aportar en el amplio mapa del mundo, proporcionándole  hombres de talla cosmopolita, capaces de traspasar triunfalmente las impagadas murallas  de los verdes laureles,  conquistado con el mejor de los patrones, aureolada  notoriedad y derrochada dignidad.


El deferente amigo, PAULINO, constantemente, ha sabido mantener a la mejor altura la fiel bandera de su muy amada isla, declarando a quien quiera y en donde quiera, sin tapujos ni disimuladas falsedades de ningún género, el muy distinguido hecho de ser todo un herreño de pura cepa y  condensado arraigo.
Una abierta muestra de lo dicho, quedó bien patente en el breve y conmemorado discurso que él mismo pronunciara, al corresponder sobreexcitado, agradeciendo la tan   alta distinción recibida:
“Con insondable congratulación, en  pocas palabras, deseo expresar  la honda convulsión  de un  HERREÑO que, íntimamente, se siente algo más que excitado y decididamente contento.

[Img #59454]
Encontrándome en mi isla,se me comunica que,la Masa Colegial,en Asamblea General,acordó por unanimidad,el conferirme tan preciado galardón y, a la verdad, de repente,no supe qué responder.
Me sequé una traidora lagrimita, aclaré mi desconocida voz, consiguiendo al fin poder decir:
Si ellos,los colegas,Practicantes del pasado, los A.T.S. del ayer y los Enfermeros de hoy, determinaron llevar a cabo tal idea, sabiendo a  conciencia  por qué lo han hecho, alucinado y aturdido, con toda el alma, obedientemente, lo  acepto gustoso.”


Más adelante, manifestó, el inmenso y grandioso amor  hacia los venerados progenitores  que le dieran la existencia  y, al extraordinario ser adoptivo que con tanta considerable generosidad le extendiera sus paternales brazos, haciendo que  todos ellos,


en conjuntada unión, en mutua concordia fraternal, debidamente, le aleccionaran,ayudándole hasta alcanzar a ser lo que en realidad es:


UN HOMBRE AFORTUNADO.


De una manera muy concreta, bastante íntima, privativa, mencionó a su muy digna esposa, INMACULADA PADRÓN, gran entusiasta de la escena, la elegida compañera, modelo de encantadora señora, conferida madre de sus hijos la que, con sus atinados consejos, supo devotamente entenderle, briosamente comprenderle, desplegando para ello, el más afectivo afán, a todo lo largo y ancho de su muy adherida existencia.


Al vocacional trabajo que le permitió ser también MEDALLA DE ORO  AL MÉRITO PROFESIONAL, SOCIO DE HONOR DEL CLUB MÉDICO DE ESPAÑA, algo que le toleró  sacar adelante a su numerosa familia, sobre todo, si se tiene en cuenta de que, en aquellos remotos tiempos, proliferaron muchas y dilatadas graves dificultades para poder coexistir.


Le rinde  soberana pleitesía al buen DIOS CREADOR, por haberle permitido el poder convivir con todos los suyos, en el lisonjero consorcio de incontables amigos y capacitados profesionales.
Asevera lo siguiente:


“SIEMPRE HE SIDO PRACTICANTE Y, TAMBIÉN, A.T.-SANITARIO, MÁS... NO CREAN QUE SOY SECTARIO, NI TAMPOCO... PETULANTE”


En nuestra transferida juventud, tuvimos la fácil circunstancia de poder conocerle fácilmente, de alternar con él y... ¡hasta  de llegar a jugar juntos al fútbol, siendo PAULINO, un férreo defensa de aquel bizarro equipo que se llamara, CLUB DEPORTIVO VALVERDE!


Casi, casi, nos rozamos en el jadeante hálito de sus abnegados y brillantes estudios, allá, cuando fuera a realizarlos en Las Palmas de Gran Canaria, en un prestigioso colegio, desde cuyos vetustos muros, podíamos vislumbrar las ruidosas olas del encrespado mar, algo que, con toda certidumbre, le imprimiera pujante fuerza de carácter  y descollada enjundia particular.


Una vez graduado, ejerció su noble actividad en Valverde, sucediendo con trascendental eficacia al recordado digno caballero colega, CLAUDIO BURGOS, continuando fielmente con el  mismo éxito y entrega un medio recorrido camino, para perfeccionarlo con providencial superación, sembrado en el mismo,  una excepcional labor de registrada esplendidez y  ensalzada entrega.


¡Mucho, pero muchísimo más, podríamos seguir subrayando sobre las poseedoras virtudes  de este excelente compañero, de sus floridas cualidades, de sus numerosas aptitudes, entre ellas, las de ser un inspirado poeta, refinado disertante, ameno conversador, y relevante  escritor, que ha podido volcar sus ingeniosas creaciones literarias en las muy leídas páginas de variadas Revistas y  Digitales periodísticos.
¡Una bien dotada perla de alto precio específico que ha sabido ejercitar una impuesta voluntad,

dominando pasiones, teniendo la exclusividad de la tristeza, de la  alegría pero, sobre todo, QUE HA VIVIDO ENTRE OTROS Y CON NOSOTROS, SIN DEJAR NUNCA JAMÁS DE SER ÉL MISMO!
Mi centenario suegro, Don Ángel Padrón, solía comentar: “De la muerte a la vida... ¡lo primero es la comida!”


Y, hoy, remataremos esta extendida crónica, señalándoles: ¡LA VIDA SERÍA UN VERGEL, SI TODOS, COMO PAULINO CEJAS FUENTE QUINTERO, SUPIERAN CUMPLIR CON  SU DEBER!

 

 

 

GomeraVerde.es • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress