Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Isla de La Gomera
Lunes, 25 de diciembre de 2017

La falsa colonización de Vallehermoso

Guardar en Mis Noticias.

Si tenemos que realizar un análisis a la a veces triste pero singular historia de este valle, es obligado empezar por algo tan importante como la naturaleza de su nombre.

[Img #59582]Aunque personas mayores dicen haber oído que se llamaba "Valle umbroso", en algunos escritos del siglo XVII aparece Er Mosegue, Er Mose y posteriormente Er moso tal vez degenerando ya en Vallehermoso, por el parecido fonético de los dos, igual que ha ocurrido con otros topónimos aborígenes de la isla.

 

Sobre el origen de sus gentes se puede asegurar que en un 70 u 80 % son procedentes de los barrios colindantes Tazo, Arguamul, Epina, Chijeré, Chipude, Tamargada, etc. dándoles esto un valor etnológico y cultural altamente aborigen.

 

A Vallehermoso al igual que a toda la parte NO de la Gomera, aunque fueron los primeros por donde empezó la evangelización en el año 1386, siendo una de las primeras ermitas de Canarias la de Santa Lucía en la costa de Epina (1414), le costó asimilar la nueva doctrina y aunque las iglesias eran construidas sobre lugares sagrados de nuestros antepasados para así lograrlo, podemos ver como hasta 1635 no se funda el curato, como el 8-10-1636 se nombra primer cura al licenciado Sebastian Rodríguez Cubas, como el 16- 7-1678 al curato pasa a ser parroquia y también como algunos escritos de principios del siglo XVIII hablan de la pobre asistencia espiritual de los indígenas de Agana, todo esto viene a decir que la verdadera asimilación del evangelio no se produce y que los nativos de Agana siendo gentes muy supersticiosas y creyentes de lo oculto al entrar en el cristianismo llegaron a ser idólatras fervorosos de imágenes pero nunca católicos convencidos ni convertidos, adorando mas bien a imágenes, en las que querían ver más a sus dioses, que a lo que ellas representaban....¿santería?

 

En algunos casos la Iglesia nos puede servir de termómetro para medir el gradro de evangelización o colonizador producidos en Agana, así podemos ver algunos datos:

 

En 1577 se ordena a los vecinos que lleven a la parroquia de S. Sebastián todo niño de 8 a 15 días de nacido.

 

En 1590 hay en ía Isla tres compañías de milicias, dos en la Villa y una en Hermigua, en Vallehermoso ninguna sólo una ermita en Triana a la avocación de la virgen de la Consolación en cuyo alrededor se arropan seis o siete casas de las familias señoriales.

 

En 1600 la población europea concentrada en San Sebastián va colonizando zonas de Vallehermoso y logrando el asentamiento de los aborígenes de los barrios periféricos, ellos harían el trabajo duro como la construcción de bancales, el pastoreo de ganados, la recolección de la orchilla, lo duro de la elaboración de la caña de azúcar, etc

 

En 1604 se insistió en que los bautizos y matrimonios debían celebrarse en la Villa, aunque se admitía una pila en Hermigua no en Vallehermoso.

 

En 1655 la población de Vallehermoso crece espectacularmente, en ese año se construye la nave central de la parroquia y se instala una compañía de soldados. Aquí es necesario enumerar dos censos muy curiosos de 1650, uno que nos da, el señorío con 1172 personas y el otro que da el párroco con 55 personas... pero ¿cual de los dos está acertado? Si en esos años mandan para el Valle 100 soldados es de suponer que serían para custodiar a un número de personas más alto que aquellos cien, lo que descarta la cifra del párroco a no ser que el cura se estuviese refiriendo sólo a los señores y colonos y el resto fuesen aborígenes, lo que vendría a dar algo más de realidad a los 1172, cifra dada por los señores.

 

En 1659 el visitador denuncia los bautizos en las casas de Vallehermoso.

 

En 1675 en tiempos del Recto García Ximenes se hace mención a esta fuerte y antigua costumbre, no causando efecto alguna la fuerte amenaza de excomunión mayor contra los infractores.

 

Desde el siglo XV al XVII el pueblo practica la religión a su manera, veamos dos testimonios que lo corroboran: el escribano Juan Ruiz que decía "pero quanto a la fe que viven como bien les viene, e non los han a algunos de ellos por verdaderos cristianos" o el de Beatriz de Bobadilla diciendo que "los gomeros no viven las costumbres cristianas pues andan desnudos y en cuevas".

 

Los párrocos que tenían que sobrevivir y realizar sus misiones en circunstancias difíciles y entre indígenas, cerrando los ojos ante estos hábitos de bautizar en casa y luego comunicarlo aunque a veces ni eso y a costumbres aborígenes de todo tipo como la de hacer vida matrimonial antes de las bendiciones.

 

Con respecto a esto diremos que los pecados públicos eran tan frecuentes aunque los clérigos los negaban, que los visitadores en sus inspecciones a las parroquias habían de poner penas-penitencias a los infractores los cuales casi siempre eran aborígenes pues los pecados de familias destacadas o de clérigos eran ocultados. Los pecados públicos más comunes eran la relación de: (Casados - solteras) (Solteros - solteras) (Solteros - casadas) (Casado o soltero con varias hermanas).

 

A modo de conclusión:

 

Que la clase señorial de Agana y en general de La Gomera que tanto hablaban de moral cristiana y honradez no dieron nunca ninguna oportunidad a los gomeros, al contrario.

 

Que aquellas tierras, que eran de nuestros antepasados desde hacía siglos, sin contemplación las hicieron suyas, arrinconando a los nativos y verdaderos dueños en zonas difíciles.

 

Oue esas ganancias de una tierra que se repartían y heredaban entre familias europeas no les pertenecía, (aunque el destino y Oraján (Dios) van poniendo las cosas en su sitio y la tierra está volviendo a sus verdaderas manos).

 

Que Agana no fue colonizada pues los colonos venían y en poco tiempo marchaban, por la escasez y fragmentación del suelo agrícola, la dificultad del terreno y las contribuciones del Señorío.

 

Que sólo después del siglo XVII y junto con los gomeros, algunas familias europeas se pudieron instalar con más o menos comodidad.

 

 

Revista Eseken. Nº 4. 1998.

GomeraVerde.es • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress