Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Isla de La Gomera
Sábado, 20 de enero de 2018

El histórico problema del Aeropuerto en La Gomera

Guardar en Mis Noticias.

En una fecha tan temprana como 1935 ya en La Gomera se abría un debate sobre el lugar idóneo para construir un aeródromo en la isla y así intentar que nuestra isla no se quedara relegada en la cola de la expansión de la aviación que experimentaba Canarias en los años treinta.

[Img #60002]El artículo que presentamos resulta interesante y curioso en el sentido que nos da información acerca de las inquietudes que empezaba a tener los gomeros sobre este tema, aunque en la isla la verdad estaban más preocupados en terminar las carreteras interiores que unían los diferentes pueblos. La rivalidad entre pueblos y localidades de la isla, algo habitual en sociedades donde predomina el caciquismo, también se hacía notar.  Desgraciadamente, como sabemos, La Gomera quedará retrasada en comparación con otras islas en cuanto al desarrollo de la aviación en Canarias se refiere.

 

Para "Gaceta de Tenerife"

 

Asuntos de La Gomera

 

Cuando se busca un lugar para aeródromo en la isla, los gomeros permanecemos en  nuestra habitual indiferencia

 

Contiene esta crónica de hoy, fuera del interés que le da la ac­tualidad y el mismo asunto que la motiva, un valor fieramente in­formativo y de divugación respeto al emplazamiento de un campo de aterrzaje en esta isla, sin que con ello quiera aparecer como enterado en asuntos para mi tan ajenos co­mo todos los relacionados con la Aviación. Muéveme ciertamente, a emborronar estas cuartillas, un noble afán de prestar algún servi­cio útil a esta isla de la Gomera, facilitando, a quienes puedan sen­tirse interesados en el movimiento que se observa respeto a aviación interinsular, el conocimiento que tengo de este territorio, general­mente y erróenamente tenido por poco apto para obras de la índole a que nos estamos refiriendo. Es­timúlame además a esta labor, el hecho de haber sido ya visitada esta isla por técnicos en cuestiones tales en busca de un lugar ade­cuado para establecer una base aérea que sirva como fundamen­to en una posible próxima comu­nicación entre Tenerife y Gomera.

 

Así pues, si afirmo que en toda la región Sur de la Gomera es fácil encontrar, no solo uno. sino muchos lugares apropiados para establecer dicho campo de aterri­zaje, entiendo que no peco de exa­geración, porque a reconocerlo así obligan las planicies de esta reglón, con sus múltiples dilatadas lomadas, despejadas y abiertas a todos los tiempos. Centrando nues­tra atención en el término muni­cipal de A!ajeró —y no intento ex­cluir de esta relación, como menos apropiados para dicho emplaza­miento, los campos de Chipude, Arure y otros— tenemos infinitos lugares que nos presentan absolutas ventajas a este objeto, ya den­tro de la misma capltalidad mu­nicipal, ya en todos sus contornos o aledaños. Cerca del Garajonay, casi coronando la isla, -en la es­pesura de nuestro bosque y donde además convergen en sus límites jurisdiccionales todos los pueblos de la isla, en la "Laguna Grande", encuéntrase también un señalado lugar, capaz de aportar las mayo­res comodidades con muy poco dispendio. En honor a la brevedad silencio otros sitios. Repetiré, sin embargo, que el Sur de la Gomera es pródigo en parajes donde cons­truir un aeródromo.

 

Pero, con toda la tristeza que provocan los hechos desgraciados, tenemos que reconocer que la re­gión Sur de la Gomera está im­posibilitada, por de pronto, para serivir de base de un aeródromo, puesto que a las grandes ven­tajas que la Naturaleza aquí nos ha confiado se le ha interpuesto, co­mo siempre, nuestra incompren­sión y nuestro abandono; y hoy, cuando se dibuja una posibilidad de establecerse en la Gomera un servicio aéreo, y existe la proba­bilidad, casi la certeza, de que en breve plazo los cuatro pueblos del Norte se relacionarán entre sí por medio de una carretera, el Sur, no obstante, tiene que permanecer al margen de todo ese concierto pro­gresivo por carecer de un simple camino vecinal que le enlace  con la carretera del Norte. Fuera una pronta realidad la construcción de la carretera llamada del Sur, —la que cierra el circuito a lo largo del perímetro insular—y todavía ten­dríamos que lamentar muchas au­sencias de motivos aprovechables, y ello, porque los avances del pro­greso y las corrientes de la civili­zación no pueden adoptar el ritmo lento o estacionarlo que suelen im­primir a sus movimientos los pue­blos que viven en perpetuo letargo.

 

Ante el hecho cierto, determina­do por ese progreso a que me re­fiero, de que las comunicaciones aéreas se imponen aceleradamente —como que ya están llamando a nuestras puertas— los gomeros de­bemos abandonar nuestro característico marasmo, y sin egoísmos lo localistas, siempre perjudiciales, aportar todos nuestros esfuerzos a fin de obtener rápidamente los beneficios de la navegación aérea en la Isla, señalando el  lugar más propio y conveniente para establecer el aeródromo, y antes que nada enlazando el Sur con el Norte por medio del camino vecinal que par­tiendo de Alajeró una a Chpude y el Cedro con el barranco de "Las Rosas", por donde atraviesa la ca­rretera de Agulo a Vallehermoso.

 

Ahora bien: ¿tendremos en el Norte de la isla un lugar apropia­do para establecer nuestro campo de aterrizaje?.. La contestación a esta pregunta será objeto de un nuevo artículo.

 

Nicanor Melián

Isla de La Gomera, septiembre 1935.

 

 

La Gaceta de Tenerife. 19 de septiembre de 1935. Página 8.

 

GomeraVerde.es • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress