Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Isla de La Gomera
Sábado, 20 de enero de 2018

Apuntes históricos de la Fiesta de Los Reyes en Valle Gran Rey

Guardar en Mis Noticias.

Las principales fiestas de Valle Gran Rey siempre fueron las de Los Reyes y San Juan (patronos del pueblo). El resto de las que actualmente se celebran son más recientes. La ermita data de comienzos del siglo XVI debido a la gran devoción que la familia condal (señores de la isla) tenía por los Santos Reyes.

[Img #60003]El retablo de la Adoración de los Santos Reyes (siglo XVII ó XVIII) es la principal pieza del patrimonio artístico del pueblo. La imagen de la virgen llegó en 1924 (copia de la de Sevilla). Prueba del rango superior del retablo es que en las procesiones siempre va delante de la imagen. Como dice el pie romance: Qué bonito cuando sale / la hija detrás de la madre.

 

Hasta aproximadamente mediados del siglo XX, un año le tocaba organizar la fiesta al Valle Alto y al siguiente al Valle Bajo. La fiesta arrancaba la víspera de Reyes con los fuegos labrados. Se hacía un ramo y se llevaba en procesión hasta la iglesia. Luego, después de la fiesta lo volvían a llevar en procesión hasta la zona que le correspondiera, donde se fuera a hacer el siguiente año. Esto se hacía acompañado de sus correspondientes chácaras y tambores y cantando pies de romance alusivos.

 

Luego se decidió organizar la fiesta de forma conjunta para que no hubieran piques puesto que siempre existía la rivalidad arriba-abajo por ver quien la hacía mejor. A partir de esta unión se hace el Ramo en el Ayuntamiento o en alguna casa ‘principal’.

 

En los últimos años se hace en el Centro Cultural y de ahí parte hacia el santuario de Los Reyes. Una vez acabada la procesión, en la plaza se montaba la fiesta con las diferentes parrandas y alrededor de los ventorrillos, se cantaban décimas y cantares, participando tanto hombres como mujeres. Había punto cubano, al canto arriba de la plaza un baile con guitarras y luego abajo al centro los tambores.

 

Con la llegada de los indianos irrumpió el punto cubano como polo de atracción de la fiesta y también a partir de los años 30 empezaron a surgir las pequeñas orquestas locales de cuerda, que se reunían para la ocasión -éste sería el germen de las hoy popularmente conocidas orquestas gomeras-. Los instrumentos principales que se empleaban eran: guitarra, contro (timple) y laúd. El violín era más utilizado en los bailes que en las parrandas. En cuanto al repertorio que se interpretaba eran: jotas (isas), folías, malagueñas, a las que se unían canciones de moda en la época como los pasodobles.

 

A partir de los años 50, con la emigración a Venezuela, fue irrumpiendo con fuerza la música mejicana. "(...) el baile no se acababa. Eso duraba todo el día. Por la tarde ya al oscurecer ya se diba gente, porque estábamos todo el día. Cuando se acababan las juelgas, desde que se empezaba hasta la tarde, cantando romances y bailando la gente. Y cantando puntos cubanos por otro lado. Así se divertía la gente, pero hoy...El llegar altavoces aquí, eso fue una desgracia. Y ya está, ahí se acabó la fiesta". (Afirmación de D. Domingo Niebla y Dña Concha Dorta,. Grandes amantes de la tradición, ya fallecidos. Entrevistados en 1998).

 

 

Autor: Miguel Ángel Hernández. Revista Bienmesabe

GomeraVerde.es • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress